Mark Goicochea
 
Fray Sebastián de la Cruz Gonzáles
Colegio "José Gálvez"
Calendario Turístico
PRODUCCIÓN INTELECTUAL CAJABAMBINA
Semana Santa
Página Folklórica
Teoria de los Diablos
Pedro Caballero
El Carnaval
CAJABAMBA
El Día de Florecer
Rostro de las Tardes: Biografía completa de Gloriabamba
"Monografía de Cajabamba"
Artículos cajabambinos
Himno a Cajabamba
Autores cajabambinos
Nuestro Templo
José Lorenzo Martínez
Mark Goicochea
Personajes en fotografía
Cajabamba en fotografía
Enlaces
Feria Patronal de Cajabamba
Mapa Turístico de Cajabamba

Album de fotos nuevo
Mis aficiones nuevo
Mark Goicochea

imagen
Homenaje a un pata del alma...
Por: Alfredo Eslava Ramírez
imagen
Mark Pavel Goicochea Villavicencio, nació en Cajabamba el 6 de mayo de 1972. Sus padres son Hernán Goicochea Johanson y Marcela Villavicencio Whittembury, fue el tercer hijo de cuatro hermanos; ellos son Eric Valeri, Ivy Paola y Aldo Emil.
Mark como todo hijo de Cajabamba, tenía su apelativo, era tratado en el ámbito familiar como "Shano" y en el colegio como "cerdillo".
Aprendió sus primeras letras y canciones, en el jardín de niños Nº 312, sus estudios primarios los realizó en la Escuela 111, sus estudios secundarios en el colegio José Gálvez, donde terminamos el año 1988 en la promoción del 5º Año "B", promoción: Oscar Arnulfo Romero Galdamez; y sus estudios superiores en el Instituto Peruano de Publicidad (IPP) en la ciudad de Lima, en la especialidad de Comunicación Audiovisual. Además estudió fotografía profesional en Kodak, de las cuales tiene unas fotos muy hermosas.
Mark Goicochea era un especialista en audiovisules, un pata al que le gustaba la aventura y el deporte, fue jugador de la selección de basket del colegio José Gálvez, pues su gran estatura le ayudaba para tal disciplina. Con él comenzamos a debutar fumando nuestro primer cigarrito con una copita de anisado en el "campito", a escondidas, siendo para nosotros un triunfo que nadie nos lograra ver; gustábale mucho ir a Chuquibamba al fundo de su abuelo paterno y cruzar la playa a pata, sus vacaciones las pasaba en Lima y Huacho junto a sus inseparables primos los Pios Rosell. Ya en Lima, siempre nos divertíamos mucho, teníamos amigos en común, nos encantaba ir al bar La Noche de Barranco, allí nos atendía como a reyes nuestro pata del alma Santos Rabanal, quien era barman de dicho local, aparte de ser nuestro paisano, por ser de La Grama, también solíamos ir al Media Naranja de Miraflores para tomar unas caipiriñas, le encantaba la comida serrana acompañada de su infaltable chela. Mark era poco de bailar y no le gustaba el dulce, tenía buena dentadura, las ñuñas y la cancha las desaparecía en un dos por tres. Como terco, sólo el, se encerraba en una cosa, pero lo desarrollaba muy bien. Le encantaba la música de Bob Dylan, los blues y U2.
En verano siempre nos ibamos a la playa, otras veces de campamento, lindos son los recuerdos en nuestras aventuras en Canta, Obrajillo, Cerro Azul, Huaraz, las playas del sur, etc. como nos divertíamos juntos, y como es costumbre llevar nuestras provisiones y el infaltable trago en estos menesteres, allí aparecía Mark para decir: "Vamos aligerando el peso mis chocheras" (era hora de ir sacando las cervecitas de la mochila y comenzar a darle trámite). Entre otras de sus ocurrencias, cuando alguien estaba tomando pero este era muy conversador y no soltaba el vaso, le decía que se apure y que remoje el gasnate. Siempre tenía unas simpáticas ocurrencias que hacían reir a los presentes.
Era un pata recontra reilón, poco de ir a misa, rápido se ganaba la confianza de la gente, era muy bueno y bondadoso, nunca se lo veía enojado, en su casa se lucía como anfitrión, y cuando estaba con la chispa, le afloraba el verso y comenzaba a decir dichos serranos en alución a determinados actos. Trabajaba en Antena 3-Producciones, llegando a ser productor del programa "TV-Net", una especie de magazine, donde se daba a conocer los nuevos avances del internet, además realizaba videos institucionales como free lance para CNN, CBS y televisión española, cadenas extranjeras. Dentro de sus trabajos realizados, tenemos el documental "La pava Aliblanca", que es una especie en extinción, entre otros. Era un vacilón tenerlo en las reuniones y un orgullo haber sido su mejor pata, tanto así que siempre nos reuníamos y hablábamos constantemente. Lamentablemente por circunstancias de la vida, el ya no está con nosotros desde el 7 de diciembre pasado, pues un accidente le quitó la vida.
Mark Goicochea, después de haber estado viviendo en Los Angeles-Estados Unidos, regresó al Perú para poner en práctica todo lo que había aprendido en cuestión de fotografía y producción televisiva.
Mark estaba produciendo un video institucional para la empresa petrolera estadounidense Maple Gas Corporation, en la selva peruana, en Aguaytía, con el respaldo de la productora Video Sur de Lima. El estaba viajando constantemente a la selva para recopilar material para su trabajo, antes de su último viaje me llamó para decirme que se estaba yendo a Pucallpa ida y vuelta, y me dijo que le consiguiera una pollitas(así le decía a las chicas) para el fin de semana.
El sábado 7 de diciembre de 2002, a las 8:52 de la mañana, abordaron una avioneta Cessna 206 de la compañía Aero Pantanal, con su equipo de trabajo, sobrevolaban la selva de Pucallpa en busca de material para su trabajo, hasta que a las 9:57 de la mañana se la dió por desaparecida. Comenzó la operación de rescate y lo que divisaron, fue que la avioneta se había precipitado a la agreste selva en un lugar denominado el Boquerón del Padre Abad, se decía que la nave estaba en la copa de unos árboles y que hay un trapo rojo en señal de auxilio, por lo que las esperanzas de encontrarlos vivos se hacía mayor. La operación de rescate no se podía llevar a cabo por las difíciles condiciones climáticas (paraba lloviendo y nublado) los rescatistas no podían entrar a la selva, como los días pasaban y no se sabía nada de nada, se convocó al escuadrón de rescate de alta montaña de la policía de Huaraz, apoyados por personal de la marina, pobladores de la zona y amigos de los desaparecidos. Los rescatistas fueron internados en la selva, para que se vayan acercando a la nave, poco a poco, por lo agreste del terreno y el mal tiempo, al llegar a la zona donde se hallaba la nave, la noticia nos remeció, los cuerpos fueron hallados en el interior de la nave, apiñados y con el fuselaje achatado. El deceso se produjo instantáneamente a causa del violento y fuerte impacto, respecto al trapo rojo, sólo era parte del fuselaje de la nave que se había partido en cuatro.
Inmediatamente no se hizo esperar las muestras de apoyo y solidaridad a las familias de los fallecidos, el pésame lo hicieron público por parte del presidente de la República, el presidente del Consejo de Ministros, el cardenal Cipriani y en el Congreso de la República, se guardó un minuto de silencio.
La avioneta había caido sobre una ladera que tiene 50º de pendiente, rodeado de enormes cerros y espesa vegetación. Era muy dificil el rescate, pero se trabajó sin descansar, las alas estaban rotas, la cola también y fuera de su sitio. Una vez rescatados, los restos se trasladaron del lugar del accidente a Aguaytía, de allí a Pucallpa y finalmente a Lima.
En Lima, los restos fueron recibidos en el aeropuerto por los familiares y el presidente de la República, aprox. a las 10 de la mañana del sábado 14, Mark fue trasladado al velatorio de la iglesia San Pablo de la Cruz, a un costado de su casa, en Santa Patricia-La Molina, para luego ser enterrado en el cementerio Jardines de la Paz, a las 4 de la tarde, donde asistió innumerable cantidad de gente, entre ellos muchos paisanos.
Durante la semana que duró el rescate, la casa de Mark paraba llena de gente, dando muestras de solidaridad y apoyo a su madre, la señora Marcelita.
Desde éstas lineas, sólo me queda decir que lamentablemente perdí a mi mejor pata, pero siempre estaré en contacto con la familia, ya que una amistad de años no se puede borrar. Mi querido Mark, recibe de tu pata del alma, el más reconocido homenaje, porque siempre estuvimos donde teníamos que estar, me estas llevando la delantera, pero por todo lo que fuiste, no te olvidaré. Gracias por tus consejos y bondades ¡Siempre te recordaré!.
Fuerza familia Goicochea Villavicencio.

Estos son los nombres de los fallecidos:
-Mark Goicochea Villavicencio (30 años)
Productor.
-Renzo Ucelli Masías (36 años)
Fotógrafo
-Miguel Stein Combe (33 años)
Camarógrafo
-Teddy Reátegui Gamarra(49 años)
Piloto
Evocando a Mark Pavel
Por: Alfredo Eslava Ramírez
I

Que haces triste y solitario
esperando ese amigo, ya es tarde;
las puertas se cerraron, no hay nada
el cigarro que friccionas se apaga.
Hay llovizna por la noche,
la cinta aún está corriendo
aquellas luces no se apagan
personajes hay en movimiento;
y tu sigues...
sigues y ya acabas.
"Mi estimado", te esperamos
al rincón de la Posada
la trova, los versos, los amigos
siempre fieles y esperando tu llegada.
Cajabamba en tu añoranza
con su gente y su comida
el montar caballo y cruzar sus ríos
jornadas miles de tu infancia.
Llegaste así al "José Gálvez",
al estudio y al deporte te entregaste
aulas llenas, inminente algarabía,
¡son muchachos!
y de lindas promociones.
¡Pavel se ha ido!...
la campana y los recreos no se oyen
el salón con sus carpetas solitarias
testigos mustios de tu ausencia;
mientras tanto,
es bandera negra la pizarra,
cubren nuestros rostros lagrimillas;
compañeros somos,
y hay angustia en nuestras almas.
Te aplaudimos en la cancha
nos reimos de ocurrencias
descubriendo en el "campito"
amores tiernos, colegiales todos fuimos.

II

Barranco, inspirado gestor
noches largas, alegría entera
amenas charlas con secretos
la mano, un abrazo y un "nos vemos"
amigos siempre
y por siempre lo seremos.
Fueron campos y la playa
los viajes y tus sueños
tus hermanos, padres y amistades
tema siempre de tu hablar sincero.
Me dijiste emocionado
vuelvo al toque mi "chochera"
sin pensar que en el camino
te quedabas para siempre.
Voy; te busco, aún no me abres
es la Gloria, donde estás,
pero siento aire puro y
un aroma fragancioso
que proviene del jardín,
¡sí!
del jardín el cual sembraste
con tu dulce eternidad.
Te extrañaré por lo que fuiste
carismático y hospitalario;
por eso siempre digo:
"Compadre, descansa bastante";
pues,
ahora iré a tu encuentro
por las sendas de tu ausencia
a cosechar lo más hermoso:
¡gratitud!, tus dulces frutos
de tu siembra generosa.
imagen
Fotos aquí
haz click...
imagen