Teoria de los Diablos
 
Fray Sebastián de la Cruz Gonzáles
Colegio "José Gálvez"
Calendario Turístico
PRODUCCIÓN INTELECTUAL CAJABAMBINA
Semana Santa
Página Folklórica
Teoria de los Diablos
Pedro Caballero
El Carnaval
CAJABAMBA
El Día de Florecer
Rostro de las Tardes: Biografía completa de Gloriabamba
"Monografía de Cajabamba"
Artículos cajabambinos
Himno a Cajabamba
Autores cajabambinos
Nuestro Templo
José Lorenzo Martínez
Mark Goicochea
Personajes en fotografía
Cajabamba en fotografía
Enlaces
Feria Patronal de Cajabamba
Mapa Turístico de Cajabamba

Album de fotos nuevo
Mis aficiones nuevo
Teoria de los Diablos

LOS DIABLOS DE CAJABAMBA
Por el profesor de Historia y Geografía
Alvaro Eslava Oruna
No hay nada más bonito y representativo en Cajabamba que los diablos. Desde hace muchas décadas la han visto bailar nuestros antepasados; pero quién conoce hasta la fecha la verdadera historia de esta danza? La respuesta es nadie.
Existen argumentos generales que nos dan descripciones superficiales sin llegar a la esencia verdadera, a las múltiples interrogantes que una buena investigación con el rigor científico se plantea, tomando en cuenta que este problema de investigación esta ubicado en las ciencias sociales facticas, dentro de la epistemología. Por ello, después de una profunda investigación en busca de la verdad, no resuelta aun, con sencillez y gran espíritu de seguir en esta tarea, les hago llegar este pequeño ensayo para que comparen con las hipótesis, teorías o argumentos de otros investigadores de gran prestigio y respeto que tenemos en Cajabamba.
En este trabajo hay pequeñas coincidencias y complementaciones, como por ejemplo "que nació en Araqueda"; pero también grandes diferencias que me comprometo a enriquecer más adelante. En primer lugar, hay que aclarar al pueblo de Cajabamba que los diablos no constituyen todavía una danza como se manifiesta, en tanto no se cumple con los requisitos de base: la uniformidad, la coreografía, la autenticidad, música propia, etc. por ello, se ha venido trabajando en la coreografía para convertir a nuestros "diablos"; en danza, después de arduos debates. Sin embargo, lo antes dicho no desmerece en nada la hermosa tradición de esta estampa cajabambina.
imagen
FUNDAMENTOS HISTÓRICOS, SOCIOLÓGICOS,
ANTROPOLÓGICOS, ÉTNICOS Y RELIGIOSOS DE LOS DIABLOS DE CAJABAMBA
1.-FUNDAMENTOS HISTÓRICOS: Nuestras danzas del antiguo Perú eran netamente guerreras, dedicadas al dios Sol y a otros dioses, porque eran politeístas con pleno respeto a la naturaleza.
Los incas adoraban y rendían culto, pleitesía, principalmente al dios Inti o Sol por el agradecimiento a las buenas siembras, cosechas, por la crianza de los animales, pidiendo que año a año sea mejor con sendos rituales en la fiesta del Inti Raimy o fiesta de la cosecha, donde se sacrificaba una llama; se exhibían los mejores productos, se tomaba el vino del inca, chicha o aca, así como se presentaban grupos de danzas como respuesta a la felicidad recompensada a la mama pacha. Pero un 16 de noviembre de 1532 se derrumbo nuestro imperio incaico, los españoles después de dar muerte al inca Atahualpa lograron la colonización, implantándose el virreinato, imponiendo con distintos métodos sus costumbres, tradiciones, creencias, culto, religión, idioma, etc. obligándoles a los pseudos indios a crear danzas para los nuevos patrones en las fiestas religiosas e incluso danzando ellos mismos como dando ejemplo, de allí que la danza también tiene gran dosis de mestizaje. Los diablos de Cajabamba están dentro de esta corriente.
2.-FUNDAMENTOS SOCIOLÓGICOS: Los españoles modificaron la pirámide social incaica del clero, la nobleza y el pueblo, asimismo desbarataron el culto religioso al sol que era orientado a la producción agropecuaria, donde todos tenían obligación de trabajar para comer, excepto la nobleza que tenia otras ocupaciones. Cambiaron radicalmente sus costumbres, creencias y tradiciones aumentando la pobreza, la desigualdad, el descontento; se implanto el castigo con látigo, chicote o rebenque de cuero hasta dejarles surcos marcados en sus espaldas, como consecuencia: La esclavitud, las enfermedades, la desnutrición, la muerte, hasta llegar a un tercio de la población total, razón por la cual el español fue visto como el mismo diablo que hace maldades, aunque tenga la hipocresía de ser un caballero atrayente de tez blanca y barbuda, de cabello ondulado rubio, marrón o negro, de ojos celestes o verdes, aparentemente como ángeles. La maldad, el odio, la holgazanería, el descontento de los mismos mestizos, descendientes de los españoles, que sufrían las injusticias tenían que hacer sentir sus protestas y disconformidades, venganzas, ya sea en la literatura, en la danza, y mas adelante en los levantamientos, las sublevaciones rebeliones y, por último, el triunfo en la guerras de la independencia donde participaron varios cajabambinos, de allí las anécdotas de Bolívar que nos llamo Gloriabamba por la amabilidad, méritos y lucha por la causa independentista de América, en Junín y Ayacucho con nuestros Lanceros de la Victoria de Cajabamba. Por ello, motivó a nuestros antiguos cajabambinos crear una danza de diablos para representar a los mismos españoles satíricamente.

3.-FUNDAMENTOS ANTROPOLÓGICOS: Todas las transformaciones impuestas por la corona española en este proceso de evolución del mestizaje no fue tan fácil, como por ejemplo convertir a los indígenas al catolicismo tomando como base que los diablos aparecieron en Araqueda (vecina de Algamarca), que desde la época colonial fue un centro minero donde los pobladores de la zona vivieron las consecuencias de los españoles y por ello entre los siglos XVI Y XVII aparecieron los diablos representando al mismo español con las características que expondremos mas adelante, en tanto el proceso del mestizaje fue lento.
El diablo cajabambino, en su máscara, ha tenido modificaciones, como atestigua el artista Fernando Mantilla Rodríguez al restaurar en su estado original una de las máscaras más antiguas en la zona, perteneciente al profesor Melvan Salirrosas Abanto, la cual tiene un peinado especial con raya al centro, orejas distintas a las actuales, similares a las de un toro, bigotes arqueados terminados en punta, al estilo de la usanza española de la época, con presilla en el mentón, y, lógicamente, un par de cuernos de carnero.
Además, el profesor Mantilla tiene en sus archivos un recorte de periódico donde figura una pintura antigua del carnaval limeño donde se representa a un danzarín con similar vestimenta al diablo y con la vestimenta de corte español con capa a la espalda, faldellín, etc.

4.-FUNDAMENTOS ÉTNICOS: Conocido e indiscutido por todos es la transformación del ángel o arcángel en demonio, diablo, lucifer o shapingo, por ello lleva un rostro angelical, sonrosado, hasta aquí estamos muy de acuerdo; sin embargo resulta contradictorio pensar que los creadores de esta estampa, o si se quiere llamar danza, donde se haya asociado a Dios con el diablo que les rinda pleitesía, culto, adoración, además yo les pregunto ¿Donde han visto ustedes a un ángel o diablo con bigotes? ¿Seria pura imaginación? Incluso diablos con chicote, con flores, con espada. Cuando se ilustra a un diablo, según los investigadores, es representado en forma distinta, como usted podrá comprobar en diferentes figuras, libros, películas y otras fuentes de consulta sobre este ser misterioso, e incluso se dará cuenta que se lo ilustra con una especie de un tenedor gigante en una de sus manos y no la espada, por ello sustento que el diablo cajabambino representa al español: Tez blanca, sonrosada, distinta a nuestra raza, así mismo color de los ojos celestes, verdes, azules, color del pelo o cabello, y sobre todo el estilo de bigote con presilla a la usanza española, ya que queda claro etnológicamente que esta raza no es de este continente, sinó europea. Así mismo, el espadín o espada que porta en la mano izquierda representa a las guerras santas, cuyo símbolo fue la espada y la cruz que trajeron los españoles, quienes participaron en estas guerras; el pañuelo y las flores, que señalaremos mas adelante, el chicote, látigo o rebenque de cuero fue traído y usado por los españoles para el castigo en el trabajo, especialmente para el trabajo minero que fue en esos tiempos un ensayo para la muerte, pues los indígenas trabajaron en condiciones infrahumanas, desnutridos, enfermos, tratados como bestias de carga. Por ello, reiteramos, el español representa al diablo, y el diablo al español, según la sátira burlesca. En algo se tenia que desfogar, vengar por las injusticias; lo más curioso del caso es que los blancos barbudos no se dieron cuenta de esto de lo contrario seguramente habrían dado pena de muerte a los creadores.

5.-FUNDAMENTOS RELIGIOSOS: Cuando los españoles colonizaron e implantaron sus creencias con distintos métodos, como traer sacerdotes, esconder las imágenes religiosas para que los indígenas lo encuentren y tomen como milagros, luego se construya templos en las plazas conjuntamente con los cabildos, ahora municipios, la celebración de misas donde los obligaban a asistir, imponiendo severas sanciones al incumplimiento y prohibiendo las idolatrías, el politeísmo y sobre todo el culto al Sol o Inti; por ello cuando relacionamos a la danza de los emplumados de nuestra tierra, cuando un grupo de indios cantan a la virgen (o algún otro santo del lugar) el jefe del grupo le pregunta ¿Y tu indio rebelde porque no cantas a la Virgen? Y el indio le contesta: Porque yo seguiré creyendo en mi padre dios el Sol, y se agarran a pelear, venciendo el jefe. Esto nos representa el triunfo del cristianismo católico sobre la religión incaica. El indio rebelde tenia otra imagen del dios Sol, pues en su religión no había tanto abuso, explotación, castigo, enfermedad, muerte, ociosidad, traición, más bien había felicidad, producción, salud, trabajo, honestidad, etc. No estamos en contra del catolicismo, pero los españoles utilizaron a Dios en sus maldades e incluso en la santa inquisición, en las guerras santas, y se mataba en nombre de Dios.


imagen
Anthony Eslava Salaverry
SINTESIS DE LOS DIABLOS DE CAJABAMBA
Los pobladores de la región de Araqueda, aproximadamente cerca del siglo XVII, crearon al diablo a imagen y semejanza del español, cuando les pidieron que crearan una danza para sus actividades religiosas.
De manera satírica los antiguos pobladores, motivados por los grandes abusos cometidos por los españoles, representaron al “señorito” español como diablo, de allí que el rostro angelical de luzbel transformado en lucifer o demonio, con tez sonrosada, se complementa con rasgos propios de la estirpe española como hemos sustentado anteriormente en los aspectos histórico, sociológico, antropológico y étnico.
Haciendo una descripción breve del diablo cajabambino tenemos:
La máscara o majoma posee una tez blanca, sonrosada, ojos verdes, celestes o azules, cabello marrón, rubio o negro, características étnicas del español, ya que esta demostrada científicamente que nuestra raza no tenia estas características, a ello se suma un par de cuernos de carnero que complementa y lo hace a la imagen del español, al diablo. El vestido con todos sus atuendos, incluida la capa de la espalda con rasgos característicos de España, solo que el diablo lleva blusa, faldellín y alhajas que eran usadas por las damas; incluye un pantalón corto de varón y una capa como para burlarse de la aparente valentía del español abusivo con los esclavos.
El vestido es inspirado para satanizar al varón y dama española, confundido en un homosexualismo político, porque el español era macho castigando a los trabajadores en sus jornales, pero en la casa mandaba la mujer, de ello hay varias anécdotas, ello ridiculiza más la figura hispana en el demonio. En la mano derecha lleva un chicote, látigo o rebenque de cuero que lo hace reventar y que simboliza el castigo del español, ya que este instrumento lo utilizaron los blancos en la explotación. En la mano izquierda llevan un ramillete de flores, rosas de diversos aromas y colores, un pañuelo bordado y un espadín; lo que simboliza el amor en las flores, el odio y la traición en el pañuelo y la espada, pues los hispanos mataban a traición.
Cabe señalar que esta danza ha ido superándose con el transcurrir del tiempo, ya que no ha sido bailada por la crema cajabambina de aquellos años, incluso muchas personas, a la fecha, son testigos cuando los danzarines se presentaban desarreglados, bailando incluso con zapatillas, bebiendo y ensuciando el vestido; todo ello se corrige cuando se funda la Asociación Danza de Diablos, en 1972, y al tener sus respectivos Estatutos normativos se implanta el uso de calzado blanco, medias de nylon, más higiene, responsabilidad, etc. Aclaramos que el diablo cajabambino es Sui Generis, no hay otro en ningún lugar. Hay imitaciones que no tienen la originalidad; por ejemplo en Ichocán y San Marcos, que están lejos de competir con la autenticidad cajabambina.
Dentro del marco musical, bailan dos marineras y un huayno en cada esquina.
Nuestros diablos bailan marineras cajabambinas típicas, hechas por hijos de nuestra tierra, distinta a la marinera de salón que se baila en Trujillo y otras ciudades, pues hay varios tipos de marineras; la cajabambina es peculiar, luego se remata con un huayno o chiquita; sin olvidar que el Libertador Simón Bolívar bailo en la Pampa Grande con Chepita Ramírez una Zamacueca para algunos, pero podría haber sido un huayno, ya que el marco musical fue de Araqueda, o quizás una música mixta compuesta aquí en Cajabamba.
imagen
Anthony Eslava y Germain Vargas
* regresar
haz click...